viernes, 15 de octubre de 2010

El invento sin futuro


Una croniquita
Una mujer apareció después de una función de Nanook el Esquimal y Cortos de la escuela inglesa de documental+Drifters. Tenía casi 80 años y que Nanook era una película de la cual escuchaba a su padre hablar cuando adolescente. Agradeció a Peña por programarla, y a Kabusacki y Mango por la música en vivo, creo yo, con lágrimas en los ojos.
Un invento sin futuro pensé, esa mujer siempre va a ser adolescente frente a Nanook y su familia, el invento va a llevarla siempre al presente de la primera vez que vio ese film, o la vez que más le gustó, o el tiempo de Nanook, de sus hijos , de su tormenta de nieve. Tenía 80 años, ahora tiene 20, y 80, las dos, ninguna.
Esa mujer que vivió en la misma sala que yo, al mismo tiempo, 60 años antes, me hizo pensar en JLG.
En 60 años Nanook va a seguir sacando focas del hielo y yo voy a ser menos que cenizas que un día calentaron un asiento, tantas veces el mismo.

1 comentario:

M. Morita dijo...

Nunca vi Nanook el esquimal. Tampoco me la hicieron ver en la facultad. ¿Se verá en la sala matinee?